Lugar de Encuentro de lo sagrado y lo profano

Desde Francia con humor

27-Septiembre-2009    Pepe Blanco Labrador

Envío a Atrio un puñado de fotos que hice durante mis recientes vacaciones en Francia, con la esperanza de que, al menos a algún lector, le provoquen la perplejidad y la sonrisa que me provocaron a mí los carteles fotografiados. Palabrita del Niño Jesús que las fotos son auténticas. No están manipuladas de ninguna manera -excepto para ajustar contraste y brillo-, ni siquiera la que parece estarlo. Son carteles con avisos, de esos que suelen encontrarse en los tablones de anuncios de las iglesias.

Foto 1:

Después de la publicación del motu propio de Benedicto XVI autorizando la celebración de las misas por el rito preconciliar, reconforta comprobar que al menos a un obispo francés, el de Lavaur, le gusta hacer notar que la misa dominical en su catedral es una misa del siglo XXI y, por tanto, interpreto que post-conciliar, incluso más avanzada aún. Quiero creer que no hay que interpretar que todas las demás misas -excepto la de 10h30 del domingo- son por el rito tridentino, o sea, misas du XVIº siècle

Foto 2:

Algo llama poderosamente la atención en este cartel. Parece que hubo un tiempo durante el cual, bautizarse en la catedral de Saint-Fulcran, en Lodève, costaba dinero. Pero, en cierto momento, el señor obispo parece haber decidido ofertar gratuitamente la entrada en el club, y desde entonces, hacerse católico sale gratis total en Lodève. (No se olvidó de tachar el importe correspondiente)

Al verlo, me acordé inmediatamente de cuando un banco te “regala” una tarjeta de crédito, para después cobrarte todos los años 12 euros en concepto de comisión de mantenimiento. O como cuando El Corte Inglés te regala su propia tarjeta, ofreciéndote notables beneficios, para fidelizarte como consumidor y que después le compres muchas cosas.

También me quedé con la intriga de saber por qué un entierro cuesta 10 euros menos que una boda. 10, exactamente 10, y no 5, 20 ó 50 euros menos.

Foto 3:

Hace años que abandoné la práctica religiosa. Pero recuerdo que, cuando era joven, en mi parroquia, solamente se ofrecían misas por los difuntos. Por eso este cartel me llamó la atención. Desconozco si en otros lugares ha sido siempre habitual ofrecer misas por los vivos, como parece serlo en la parroquia de San Víctor, en Marsella.

La verdad es que me llevaría mucho susto si un día entro en una iglesia y escucho algo así: “Te ofrecemos, Señor, este Santo Sacrificio para que alejes a tu hijo Pepe Blanco de los deplorables caminos de la herejía y, por tu bondad infinita, acepte nuevamente otorgar valor de verdad a todas las proposiciones del Dogma”. Agradecería la buena intención del ofertante de la misa, pero me llevaría muchísimo susto.

Foto 4:

Este cartel estaba colgado en la Iglesia de San Juan de Malta, en Aix-en-Provence. ¡Caray, por 450 euros al mes, ya puede ser una vida comunitaria de calidad…! ¡Cómo para que no lo sea, con 1800 euros para cuatro jóvenes solteros sin hijos…! (nota: en general, la vida en Francia no es más cara que en España)

……………………………………………..

Y para terminar, cambio de tercio. Ahora, una foto para una reflexión un poco menos frívola. Ofrezco una foto de la bellísima catedral de Albi, una rareza arquitectónica: una catedral gótica construida en ladrillo. Casi parece arquitectura moderna, pero fue construida entre los siglos XIV y XV. Y también dos fotos de su antiguo palacio episcopal, hoy convertido en Museo Toulouse-Lautrec, que era natural de allí. ¿Y por qué incluyo estas fotos? Para invitar a todos aquellos que piensan que la Edad Media europea era un paraíso cristiano a que salgan de su error. En las fotos del antiguo palacio episcopal, se aprecia bastante bien su carácter de fortificación. Y es que parece ser que los obispos de Albi, particularmente después del exterminio de los cátaros, estaban continuamente a la greña con las instituciones civiles y con la población de la ciudad. El fenómeno no es una excepción, pues esas luchas entre obispos y concejos, debían de ser bastante frecuentes, especialmente en las ciudades de realengo.

En fin, que cuando hoy vemos enfrentados a obispos y autoridades civiles, aunque aparentemente sean luchas por otros motivos, a uno se le ocurre pensar que, en realidad, no hay nada nuevo bajo el sol…

Catedral de Albi:

Antiguo Palacio Episcopal de Albi, 1:

Antiguo Palacio Episcopal de Albi, 2:

Haz hoy mismo tu APORTACIÓN (Pinchar aquí)

Escriba su comentario

Identificarse preferentemente con nombre y apellido(s). Se acepta un nick pero con dirección de e-mail válida.

Emplear un lenguaje correcto, respetar a los demás, centrarse en el tema y, en todo caso, aceptar las decisiones del moderador